19.1 C
Buenos Aires
lunes 26 de octubre de 2020
Periodismo . com

¿Por qué no explota Argentina?

Cualquier argentino puede recordar qué estaba haciendo en diciembre de 2001, cuando el país estalló en una crisis de proporciones épicas que incluyó la renuncia de dos presidentes en diez días, un default masivo de la deuda, estado de sitio, represión y muertes en la Plaza de Mayo y un vacío de poder simbolizado por un grito en las calles: “Que se vayan todos”. Desde entonces, “diciembre de 2001” es sinónimo de debacle y los argentinos esperamos su regreso. Es un fantasma que nos aterroriza.

En el actual momento de crisis magnificado por la pandemia, todas las condiciones parecen dadas para que vuelva el pasado. Este 2020 empezó con dos años de recesión a cuestas, sumados a varios previos de estancamiento. La pobreza alcanzó 35,5 por ciento en el segundo semestre de 2019 y se estima que ya ascendió a 45 por ciento durante la pandemia. Nos enfrentamos a una montaña de deuda que parece impagable (al igual que en 2001) y la inflación anual no baja de 40 por ciento. Con el impacto de la pandemia, cuando termine el año se calcula que la economía del país se habrá contraído un 12 por ciento. En 2002, por los efectos de 2001, había caído 10,9 por ciento.

nytimes.com  (www.nytimes.com)