domingo 28 de noviembre de 2021
Cursos de periodismo

Por qué no hay soluciones para la guerra de Afganistán

En público, los militares apoyaron la intervención en Afganistán; sin embargo, en privado, estaban preocupados por quedar atrapados. Después de 16 años, temían que se hubiera diseñado “la receta para una guerra sin fin”, según explicó un embajador estadounidense que se reunió con los oficiales. No obstante, los generales “sintieron que no había más alternativa, por lo menos no una realista”, que continuar peleando una misión perdida, aseguró el diplomático.

Esos generales eran pakistaníes y las reuniones con el embajador Tom Simons se produjeron en 1996. Simons le contó su experiencia al periodista Steve Coll en 2002, un año después de iniciada la misión estadounidense en Afganistán, que ha durado 16 años ya y que Donald Trump pretende mantener durante su mandato.

Hay varias razones por las que el conflicto de Afganistán, tanto entonces como ahora, no puede solucionarse. La combinación de varios factores, como el colapso estatal, conflicto civil, desintegración étnica, así como la intervención de varios bandos, ha encerrado a esa nación en un círculo perpetuo que quizá esté lejos de cualquier solución externa.

“No estoy diciendo que nunca funcionará la formación de un Estado en Afganistán, pero su consolidación desde afuera, como hemos estado intentando hacer hasta ahora, no puede funcionar”, afirmó Romain Malejacq, politólogo del Centro de Análisis y Gestión de Conflictos Internacionales en Países Bajos.

nytimes.com  (www.nytimes.com)