lunes 10 de diciembre

¿Por qué no hemos vencido a la gordura?

Siempre que veo una fotografía de la década de los sesenta o de la de los setenta, me sorprendo.

No es la ropa ni el cabello. Me sorprenden los cuerpos. Mucha gente era delgada.


En 1976, el 15 por ciento de los adultos estadounidenses eran obesos. Ahora esa cifra es de casi el 40 por ciento. Nadie sabe con certeza por qué han cambiado tanto los cuerpos.

Los científicos hablan mucho de nuestro “entorno obesogénico” y señalan a los sospechosos de siempre: la abundancia de comida rápida y tentempiés baratos; compañías que producen productos tan sabrosos que son adictivos; porciones más grandes; la tendencia a estar comiendo todo el día.

Dejar un comentario