Por qué no puedes tomar jugo de pomelo con ciertos medicamentos

En 2008, una mujer mezcló jugo de pomelo con la píldora anticonceptiva y estuvo a punto de perder una pierna. La estadounidense de 42 años tomaba habitualmente un anticonceptivo oral, pero tres días antes de ingresar en el hospital empezó una dieta que incluía desayunar un vaso de jugo de pomelo.

Aunque la mujer estuviera genéticamente predispuesta a la formación de trombos, fue la mezcla de los estrógenos con el pomelo lo que le acabó causando un enorme coágulo entre la cadera y la pantorrilla. Los médicos eliminaron el coágulo y le salvaron la pierna, pero la mujer aprendió una valiosa lección: no puedes beber jugo de pomelo si tomas anticonceptivos u otros medicamentos.


Los tres vasos que había bebido bloquearon la degradación de los estrógenos que ingería a través de la píldora. El nivel de la hormona en sangre aumentó considerablemente, y la predisposición de la mujer a los trombos favoreció el estado de hipercoagulabilidad sanguínea que provocó el coágulo en la pierna.