Por qué Noruega donó US$1.200 millones al Amazonas durante 10 años y dejó de hacerlo justo antes de los últimos incendios

La idea del Fondo Amazonía es simple: «Brasil la cuida. El mundo apoya. Todos ganan».

Hace más de 10 años que Brasil, hogar de cerca del 60% de los 6,7 millones de km² que abarca la Amazonía, promociona la idea de que gobiernos y compañías deben colaborar económicamente con este bien común de la humanidad.


Y no es para menos.

Se trata de la selva tropical más grande del mundo, el ecosistema de mayor diversidad y la cuenca con más agua dulce, además de ser el principal responsable de la regulación del clima de Sudamérica.

De hecho, el Fondo Amazonía fue propuesto durante una convención de Naciones Unidas sobre el cambio climático.