23.1 C
Buenos Aires
jueves 26 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Por qué ponerle la música de su vida a una persona con alzhéimer

Nació en Valencia, emigró a Cuba y fue primera bailarina del Ballet de Nueva York en los años sesenta. Poco más se sabe de la vida de Marta González. Sin embargo, su imagen bailando El lago de los cisnes de Tchaikovsky sentada en una silla de ruedas se hizo viral el lunes pasado, día del primer aniversario de su muerte. Tenía alzhéimer, pero la enfermedad no evitó que moviera sus brazos al ritmo de la melodía con la elegancia de su profesión, mientras recordaba cada uno de los pasos de esta danza como si la música le diera las indicaciones para seguirla. Las imágenes de Marta, compartidas por Música para Despertar, buscan conmemorarla y, a la vez, enseñar los efectos que tiene la música en las personas con alzhéimer.

Una canción, una melodía, un tarareo o simplemente unas palmas pueden activar algunas de las zonas del cerebro de una persona con esta enfermedad. Pero, ¿cómo es posible que esto ocurra cuando apenas recuerdan sus vidas? “Todos tenemos experiencias relacionadas con las emociones que nos despierta la música. Sin saber cómo ni por qué, el cerebro hace asociaciones entre estímulos sensoriales y determinadas respuestas, y va conformando nuestra ‘banda sonora vital’ con un conjunto de canciones asociadas a nuestra memoria autobiográfica», explica Nina Gramunt, neuropsicóloga de la Fundación Pasqual Maragall y responsable del proyecto social Life Soundtrack.

elpais.com  (elpais.com)