19 C
Buenos Aires
sábado 24 de octubre de 2020
Periodismo . com

Por qué se van empresas del país: no soy yo, sos vos

La tendencia al cierre de empresas locales o a la salida, total o parcial –a veces, incluida en estrategias regionales–, de compañías extranjeras es sostenida e involucra marcas de renombre. El costo para el país en términos de destrucción de riqueza y empleo es dramático y hará más compleja la superación de la larga crisis nacional. Así, suma poco que unos y otros empotren el problema en los minúsculos intersticios de la grieta para simplemente repartir culpas y dejar en paz la conciencia propia. El estancamiento cristinista de la economía, serrucho mediante, data del período 2011-2015 y la recesión macrista, salvo por el interregno de 2017, abarca el lapso 2016-2019. La pandemia convirtió esa caída en derrumbe este año –¿será 12%–, pero el gobierno de Alberto Fernández espera un rebote del 5,5% en 2021. Si hay posibilidades de recuperación, ¿por qué entonces se acentúa la tendencia?

Los anuncios son impactantes e incluyen desde la cadena local de restaurantes Pippo hasta el cierre de locales de las chilenas Falabella y Sodimac, por nombrar los casos más recientes. Sin pretender la presentación de un listado completo, hay que mencionar también casos como el de la estadounidense VF Corporation, que dejó de producir en el país los jeans Wrangler y Lee; el de aerolíneas como Norwegian y Latam, que abandonaron el mercado de cabotaje, mientras que Qatar Airways y Air New Zeland cesaron sus operaciones internacionales en el marco de la pandemia; la salida de las divisiones de fabricación de pintura para autos de Basf –alemana– y de Axalta y PPG –estadounidenses–; la venta de sus instalaciones del laboratorio francés Pierre Fabre; el cierre de parte de sus operaciones de la autopartista francesa Saint-Gobain Sekurit y la intención de buscar socio o comprador de la cadena de supermercados Walmart.

letrap.com.ar  (www.letrap.com.ar)