10.4 C
Buenos Aires
lunes 2 de agosto de 2021
Cursos de periodismo

¿Por qué seguimos con estos niveles de inflación?

La inflación alta, acompañada de violentos cambios en los precios relativos, provoca angustia, incertidumbre, incrementa el riesgo de las inversiones, perjudica especialmente a los perceptores de ingresos fijos (asalariados, jubilados, beneficiarios de planes sociales), obliga a destinar esfuerzos a cubrirse –redituables individualmente, pero ineficientes para el conjunto social–; prácticamente garantiza que el país siga sin perspectivas de crecimiento económico sostenido. Bajarla es imperativo. Para eso, lo primero es entender sus causas.

A corto plazo, la inflación es multicausal: en cada episodio de aceleración inflacionaria puede haber varias fuerzas que la impulsan, con distinta importancia cada vez.

Hay quienes afirman que la inflación tiene una sola causa: el exceso de emisión monetaria, pero hay varios ejemplos de fuerte emisión que no aceleró la inflación. Por ejemplo, en 2003 la circulación monetaria creció 62%, luego de haber aumentado 81% en 2002. A pesar de esa enorme expansión del efectivo en poder de particulares, la inflación se desaceleró de 41% en 2002 a menos de 4% en 2003. Otro ejemplo, más cercano: entre marzo y julio de 2020 la circulación monetaria creció 8,5% mensual (el mayor ritmo para un período de 4 meses en lo que va del siglo), mientras la inflación se desaceleraba a 2% mensual, y sólo regresó a niveles previos a la pandemia (sin superarlos) a partir de octubre.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)