23.8 C
Buenos Aires
martes 20 de abril de 2021
Cursos de periodismo

Por qué ser youtuber en la Argentina no es negocio para nadie

YouTube nació por la necesidad de disponer de una plataforma simple y rápida para subir videos en la web. Solo basta con recordar internet en la época previa a la irrupción de la plataforma: eran los años donde Flash Player, el enemigo número uno de la gran mayoría de los developers, ejercía un reinado despótico en el campo multimedia.

El ascenso de la pequeña empresa fue meteórico. Un año después de haber sido fundada fue comprada por Google, que desembolsó US$ 1.650 millones, un verdadero vuelto si se lo compara con las cifras que se manejan hoy en la industria tech. El resto es historia conocida: la propuesta demostró ser un éxito y el punto de referencia a la hora de hablar de video online. Como era de esperar no acaparó el mercado de manera solitaria, sino que surgieron otras alternativas, sobre todo desde el lado mobile, que aportaron nuevos ingredientes a la fórmula. La extinta Vine, Vimeo, Snapchat y, sobre todo, Facebook e Instagram, se transformaron en vías importantes para reflejar nuevas formas de hacer videos en internet.

infotechnology.com  (www.infotechnology.com)