¿Por qué sigue siendo tan popular la dolarización entre los ecuatorianos? (y cuál es su lado oscuro)

Imagínate que un día, al chequear la cuenta del banco, simplemente todo ha desaparecido: los ahorros de toda la vida para la vejez, la entrada para, por fin, comprar una casa. O el dinero para pagar las cuentas y terminar ese mes.

Disponible para retirar: 0 sucres. Ese fue el mensaje que encontraron en las ventanillas de los bancos millones de ecuatorianos en marzo de 1999.


El gobierno había decretado el llamado feriado bancario y posteriormente el congelamiento de las cuentas. Y esta fue antesala de la dolarización.

Ecuador vivía entonces la peor crisis económica de su historia.

Y el sucre, la moneda ecuatoriana, se depreciaba por día. En solo una semana pasó de 7.000 sucres por dólar a 19.000.

Así que el 9 de enero de 2000, el entonces presidente Jamil Mahuad tomó la medida monetaria más radical: deshacerse de su moneda, el sucre, y pasar al dólar.