18.1 C
Buenos Aires
jueves 21 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

¿Por qué Spotify no para de perder dinero? Se juega su futuro en 2018

Lanzado en 2008 por los suecos Daniel Ek y Martin Lorentzon, Spotify se ha convertido en el servicio de contenido streaming más popular del mundo. A través de sus aplicaciones para móvil y ordenador, la compañía ofrece un extenso catálogo de música a sus suscriptores de pago o de forma gratuita con cortes publicitarios. La compañía está cerca de cotizar en la Bolsa de Nueva York, al parecer mediante un listado directo de acciones, tras asegurar acuerdos de licencia con las tres principales discográficas. Pero el coste de los derechos que paga por las canciones sigue siendo muy elevado, y la capacidad de la compañía para comenzar a ganar dinero sigue en duda.

El servicio, que cuenta ya con más de 140 millones de usuarios, de los que 60 millones son suscriptores de pago, opera en más de 60 países y ha sido la pieza fundamental para que los ingresos de la industria musical vuelvan a crecer tras décadas sumergida en pérdidas debido a la piratería y su nula capacidad de renovarse ante el nuevo panorama que se le presentó ante Internet.

Thom Yorke, vocalista del grupo británico Radiohead, dijo que Spotify es «el último suspiro de la vieja industria musical». Pero el mercado creció un 5,9% en 2016, algo inaudito desde 1997, gracias a un crecimiento del 60% en la facturación derivada de las plataformas de streaming. En Estados Unidos, la facturación por streaming superó por primera vez a la venta de discos, y se espera un crecimiento del 48% en 2017 en comparación con 2016. El futuro de la industria musical está ligado, indudablemente, a Spotify.

elpais.com  (elpais.com)