sábado 22 de septiembre

¿Por qué Trump le teme a la lactancia materna?

El intento de los delegados estadounidenses en la Organización Mundial de la Salud de hundir o deshacerse de una resolución que busca promover la lactancia materna en los países no desarrollados representaba tantas cosas: era una posición acosadora, anticientífica, proindustria, en contra de la salud pública y corta de miras, por mencionar solo algunos aspectos.

Pero no sorprendió. De hecho, es solo uno de los ejemplos más recientes del sello del gobierno de Donald Trump que atormenta a los países más débiles al hacer a un lado las preocupaciones de salud pública para servir a los intereses de las empresas poderosas. La industria de la fórmula láctea tiene un valor de 70.000 millones de dólares y, debido a que la lactancia materna se ha vuelto popular en los países más desarrollados, ha puesto sus expectativas de crecimiento en los países en desarrollo.


Como The New York Times reporteó, la resolución solamente enunciaba que la leche materna es la alternativa más saludable para los niños y que se debían tomar pasos para minimizar la promoción imprecisa de sus sustitutos.

Dejar un comentario