¿Por qué un millenial debería ser socialista?

La semana pasada, el histórico periódico liberal The Economist la dedicó su tapa y una larga nota al “socialismo millenial”. Si bien está enfocado en la situación de Inglaterra y los Estados Unidos vale la pena leerlo para sondear alternativas aquí abajo en Sudamérica.

The Economist se centra en la figura de Alexandria Ocasio-Cortez, la jovencísima diputada del Bronx que se define como “demócrata socialista”. Con 29 años, AOC, como se la llama en las redes sociales, representa para The Economist a una generación que no llegó a conocer al socialismo soviético en tiempo real, que creció bajo la expansión de la globalización y que salió al mercado justo durante la crisis de las subprime en 2008.


Hoy esa camada no pretende renunciar a las ventajas de una economía de mercado pero es más escéptica que sus padres respecto al capitalismo. Según Gallup, el 51% de los norteamericanos entre 18-29 años tiene una mirada positiva del socialismo. En las primarias norteamericanas de 2016 los votantes jóvenes del candidato socialista Bernie Sanders superaron a los de Trump y Clinton juntos. En Francia, un tercio de los votantes menores de 24 años eligió al veterano izquierdista Jean-Luc Mélenchon.