Porciones pequeñas, el secreto para controlar tu peso

Para variar, hay buenas noticias en este inicio de año si se trata de dietas: hace poco se publicó el libro Finally Full, Finally Slim (Por fin satisfechos, por fin delgados), que tiene un enfoque muy sensato sobre la pérdida de peso.

A diferencia de la infinidad de dietas de moda que aún no logran detener el crecimiento de la cintura de muchos hombres y mujeres, sobre todo en Estados Unidos, el libro escrito por Lisa R. Young, una dietista registrada, experta destacada en el control de las porciones y profesora adjunta de Nutrición en la Universidad de Nueva York, no promueve una dieta, sino una manera de pensar la comida.


Es un enfoque que puede adaptarse a casi cualquier forma de vida, incluso si la mayoría de las comidas se realizan fuera o se piden para llevar. No receta ni prohíbe: no elimina ninguna categoría de alimento, como los carbohidratos y las grasas, ni priva a las personas de sus alimentos preferidos, incluyendo las golosinas dulces.

Además de eso, sí funciona. Lo sé porque hace más de medio siglo, bajé 18 kilos en dos años mediante el método de Young y me he mantenido igual desde entonces sin hacer dieta ni privarme de nada. Con este método, puedo comer alimentos deliciosos y nutritivos, y con frecuencia puedo darme el gusto de disfrutar de un helado: media taza, que equivale a 150 calorías o menos.