viernes 9 de diciembre de 2022
Cursos de periodismo

«Porno de productividad»: chicas que se levantan a las cinco de la mañana para grabar su rutina tiránica

Bip, bip, bip. Son las cinco y treinta de la mañana y suena el despertador. Se levanta, hace la cama, enciende unas velas y se viste con ropa deportiva. Abre su bullet journal y escribe ordenadamente con una caligrafía extraordinariamente pulcra sobre las cosas que agradece y las metas del día. La sala está en penumbra, pero no se muestra bostezando ni una sola vez. Pone en marcha el proyector de su habitación y sigue los movimientos aeróbicos de su clase de pilates y yoga virtual. Tras acicalarse, desayuna una papaya rellena de yogur, frutos rojos y muesli. Son las ocho de la mañana, se llama Alexa Esco y es esa chica.

Como ella, muchas otras mujeres se han adherido a esta tendencia en TikTok con el objetivo de empujar a su comunidad a ser la mejor versión de sí mismas. El hashtag ya suma 6.6 mil millones de visualizaciones y promueve hábitos saludables alineados con una cierta estética. Los tiktoks invitan a meditar, practicar deporte, tomar zumos multivitamínicos, ser productiva y hacer del orden un mantra. Todo ello, antes de las siete de la mañana.

Janira Planes, experta en redes sociales y cultura de Internet y CCO en Wuolah, engloba este contenido bajo la categoría “porno de la productividad”, donde prima la optimización del tiempo, el trabajo y el yo. “A mí, personalmente, me encanta, pero a veces me hace un poco de gracia, porque las chicas que pueden ser ‘esa chica’ son típicamente blancas, estudiantes (o a lo mejor no trabajan), no se mantienen por sí mismas y en sus calendarios solo tienen que comer con su madre o hacer recados. Así no me extraña que se pueda ser ‘esa chica’”, afirma.

smoda.elpais.com  (smoda.elpais.com)