Porqué De Vido no fue procesado por desvío de fondos en la causa Sueños Compartidos

Julio Miguel de Vido fue el ministro de Obras Públicas y Planificación Federal durante los tres gobiernos kirchneristas. Y en última instancia el responsable final de las iniciativas que se llevaron adelante durante esos doce años.

Pero el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi no encontró hasta ahora elementos para procesar a De Vido como responsable de fraude a la administración pública por el desvío de fondos del Plan Sueños Compartidos, el programa de construcción de viviendas sociales instrumentado por la Fundación de las Madres de Plaza de Mayo.


Martínez de Giorgi procesó en cambio a los hermanos Sergio y Pablo Schoklender, al ex secretario de Obras Pública José López y al ex subsecretario Abel Fatala por defraudación por el desvío de 206 millones de pesos. A cada uno le dictó un embargo de 250 millones de pesos. También procesó como partícipe a Hebe de Bonafini, la titular de las Madres, a quien el año pasado quiso detener por negarse a concurrir al juzgado a prestar declaración indagatoria