jueves 20 de septiembre

Portugal eliminó las medidas de austeridad… y comenzó a crecer

Ramón Rivera apenas había arrancado su negocio de aceite de oliva en la soleada región portuguesa de Alentejo cuando la crisis de la deuda estalló en Europa. La economía comenzó a desmoronarse, los salarios sufrieron recortes y se duplicó el desempleo. El gobierno de Lisboa tuvo que aceptar un humillante rescate internacional.

No obstante, en vista de que se seguía agravando la miseria, Portugal tomó una postura desafiante: en 2015 dejó de aplicar las medidas de austeridad impuestas por sus acreditantes europeos y marcó con ello el inicio de un círculo virtuoso que ha permitido a su economía registrar cierto crecimiento de nuevo. El gobierno eliminó los recortes a los salarios, a las pensiones y a la seguridad social; además, comenzó a ofrecer incentivos a las empresas.


Dejar un comentario