Prohibido hacerse selfies con las geishas: la medida de Kioto para un turismo masivo que pasa factura

Las autoridades de Kioto ha prohibido que se tomen fotografías en algunas zonas del barrio de geishas más importante de la ciudad debido a una marea de quejas provocadas por el acoso y el comportamiento indebido de los turistas extranjeros en busca del selfie perfecto.

La prohibición, decidida hace poco y que se aplica algunas calles de acceso restringido en el barrio de Gion, conlleva una multa de hasta 10.000 yenes –cerca de 80 euros–. Kioto es solo uno de muchos lugares turísticos en Japón que lidian con las consecuencias negativas de un boom de visitantes que se espera aumente todavía más después de la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio el próximo verano.