jueves 19 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Putin no puede ganar la guerra en Ucrania, pero no puede darse el lujo de perderla

Este es el dilema central de la invasión a Ucrania: esta es una guerra que el dictador ruso Vladimir Putin cree que “no puede darse el lujo de perder” (en palabras de la directora de Inteligencia Nacional, Avril Haines), pero que también parece que no puede ganar. A las tropas estadounidenses les tomó solo tres semanas ocupar Bagdad en 2003. Pero la guerra de Ucrania ya lleva casi tres semanas, y Putin está más lejos que nunca de sus objetivos declarados de la “desmilitarización y desnazificación”, es decir, la imposición de un régimen títere ruso en Ucrania.

Su mejor apuesta era un ataque relámpago hacia Kiev en los primeros días de la guerra. Pero eso se diluyó, y las fuerzas militares rusas no han demostrado tener la capacidad de abastecer con consistencia a sus columnas blindadas o coordinar operaciones aéreas y terrestres. Los rusos han tenido un mejor progreso en el sur que en el norte, pero su avance está actualmente estancado, y todavía no han podido dominar los cielos. Los ucranianos han montado una defensa ingeniosa y tenaz, lo cual es una tarea militar inherentemente más sencilla que llevar a cabo una ofensiva.

washingtonpost.com  (www.washingtonpost.com)