miércoles 25 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Putin puede ganar la batalla en Kiev, pero no la guerra

Los habitantes de Kiev han visto llover proyectiles sobre la ciudad estos últimos días como lo hicieron en 1941, entonces al comienzo de una guerra brutal en la que Ucrania soportó un sufrimiento impensable. Mientras circulan imágenes de familias acurrucadas en los sótanos y en el metro de la ciudad para ponerse a salvo mientras los disparos de cohetes iluminan el cielo, es difícil no hacer la comparación. Con diferencia que, esta vez, la amenaza viene del este.

Se trata de un paralelismo imperfecto, pero muy vívido para muchos ucranianos, que choca de lleno con las extravagantes afirmaciones del presidente ruso Vladimir Putin de estar “desnazificando” Ucrania. No importa su narrativa (que pasa por alto detalles inconvenientes como el pacto nazi-soviético) de que 1941 es en realidad una razón para la invasión, un esfuerzo para evitar los errores del “apaciguamiento”. “No cometeremos este error la segunda vez”, dijo en el discurso televisado del jueves.

bloomberglinea.com  (www.bloomberglinea.com)