Qué convirtió a los Elementos de Euclides en el único libro que puede competir con la Biblia

«Fue uno de los grandes eventos de mi vida, tan deslumbrante como el primer amor».

Así describió Bertrand Russell –el pacifista, matemático, filósofo y autor ganador del Nobel de literatura en 1950– de su primer encuentro con los Elementos de Euclides, cuando tenía 11 años.


«Nunca me había imaginado que existiera algo tan delicioso en el mundo», agregó Russell.

Y Albert Einstein, quien cuando niño tenía una copia de los 13 libros que componen el tratado, que atesoraba, también era un entusiasta.

«Si Euclides no logró encender tu entusiasmo juvenil, no naciste para ser un pensador científico», dijo.