Qué es y por qué puede beneficiarte hacerte residente digital de Estonia

Quizás te cueste señalar a Estonia en el mapa, pero esta pequeña república báltica, vecina de Rusia y Letonia, ofrece un sorprendente e innovador programa con muchas ventajas para los emprendedores.

Se trata de la residencia digital (o e-residency, en inglés), con la que cualquier persona puede hacerse residente de este pequeño país de 1,3 millones de habitantes sin necesidad de vivir allí.


Esto tiene múltiples beneficios a la hora de abrir una empresa, entre ellos la posibilidad de operar un negocio dentro de la Unión Europea sin tener la nacionalidad de ninguno de sus 28 países.

Es la primera iniciativa de este estilo que se abre en todo el mundo y forma parte de un amplio abanico de reformas con las que Estonia ha logrado ser reconocida como uno de los países más digitalmente avanzados del planeta.