sábado 22 de septiembre

“¿Qué está haciendo Federico?”, la pregunta que condenaba a Sturzenegger

Puso metas muy agresivas de inflación. Y aplicó políticas costosas con ese objetivo que asomaba incumplible. Aceptó cambiar las metas. Subió las tasas y después bajó las tasas.

Emitió una bola de deuda, Lebacs, que se irían a absorber solas cuando la economía se acomodara.


Dejó flotar el dólar, porque dijo que intervendría en el mercado cambiario “sólo en momentos disruptivos”. Pero participó también “más allá de movimientos disruptivos”.

Dijo que la inflación iba a ceder porque había mucho componente de tarifas y que había que mirar “la inflación núcleo”. Pero luego dijo que había un contagio de segunda ronda de los precios regulados sobre la “inflación núcleo”.

Dijo que no había un importante traspaso de dólar a precios con el régimen de metas de inflación. Pero más tarde, dijo que clavaría el dólar para que no pegara en los precios.

Dejar un comentario