domingo 24 de junio

Qué fue del plan del Gobierno para crear 111 mil empleos

El Plan “111 mil” terminó rodeado de críticas en el 2017 y empezó con el pie izquierdo el 2018. El Decreto 95/2018 del Poder Ejecutivo, publicado en febrero de este año, modificó la Ley de Ministerios y eliminó las subsecretarías del Estado, entre ellas la de Servicios Tecnológicos y Productivos a cargo del Carlos Pallotti, un peso pesado de la industria. El proyecto, ahora, estará bajo la figura de la Dirección Nacional de Servicios Basados en el Conocimiento (SBS). “El resto de los temas también tendrán continuidad (Ley de Software o Régimen de Biotecnología) y, de hecho, se sumarán temas nuevos como planes de digitalización”, aclara Analía Avella, quien preside la comisión de género del Ministerio de Producción. Las funciones de la subsecretaría, en particular las de autoridad de aplicación de la Ley del Software, pasan a la órbita de la Secretaría de Emprendedores y Pyme, a cargo de Mariano Mayer.

Las críticas al plan que prometió formar en cuatro años un total de 100.000 programadores, 10.000 profesionales y 1.000 emprendedores tecnológicos no tardaron en llegar: pocos egresados, alta deserción (un 50 por ciento de los inscriptos no concurre a clase), falta de sedes y retrasos en el pago a los profesores. Según informa Benjamín Cornejo Costas, quien quedó a cargo de la coordinación del programa, durante el año pasado se emitieron alrededor de 600 certificados entre octubre y diciembre, de un total de 65.000 personas inscriptas. La diferencia de los números es que muchos de los cursos aún no terminaron y la próxima planificación será en abril: “De a poco, habilitamos vacantes en las sedes que vamos abriendo a través del financiamiento nuevo que está llegando”. Cornejo destaca el trabajo de la mesa de género, la cual impulsó la participación de mujeres en los cursos, que hoy representaron un 35 por ciento.


En un comunicado, la Cámara de la Industria Argentina del Software (Cessi) informó que para el gobierno es importante la inserción laboral de los primeros 500 graduados para que el mismo demuestre efectividad. Sin embargo, no hay números oficiales sobre las contrataciones, que recién se están empezando a concretar pero con números mucho más humildes. Entre las asociadas al plan, comprometidas a dar trabajo, figuran IBM, Globant, Neoris, Harriague, Ryaco, Codes, Misiones OnLine, Moebius y Saladillo, aunque hay otras por sumarse y muchas que apoyan el programa y forman parte del programa de pasantías.

Dejar un comentario