Qué hacer para recordar tus sueños

Las personas que se sienten frustradas por lo poco que pueden recordar de sus sueños (o que dicen que no sueñan) tienden a tener patrones similares de sueño, según Robert Stickgold, un profesor adjunto de Psiquiatría en la Facultad de Medicina de Harvard que se especializa en el sueño y la cognición.

Aquellos que no recuerdan sus sueños se quedan dormidos pronto, duermen profundamente y pasan del sueño a estar completamente despiertos. Así que antes de irte a la cama, bebe tres vasos de agua –no de cerveza ni de vino, porque estos suprimen el sueño MOR (movimiento ocular rápido), conocido en inglés como REM– lo que te forzará a levantarte al baño.


“Despertarse a media noche a menudo permite recordar los sueños”, dice Stickgold. “Además, mucha gente notará sus sueños hipnagógicos, o esos pequeños sueños que tenemos mientras nos estamos quedando dormidos”.