Qué hay detrás de las cinco derrotas consecutivas del Gobierno en el Congreso

Aunque prefiera ignorar el Congreso, Mauricio Macri tal vez deba prestarle atención: en la última semana se le cayeron cinco temas en la Cámara de Diputados, donde durante el primer semestre había impulsado sin problemas sus principales proyectos, como el pago a los holdouts y el blanqueo.

Apelaba a alianzas eventuales con el Frente Renovador de Sergio Massa y el bloque Justicialista, una escisión del FpV motorizada por Emilio Monzó en el verano y clave para que el Gobierno aislara al kirchnerismo de las decisiones del Congreso.


Macri no reparó en que se trataba de un acuerdo con pinzas y en las últimas semanas presionó para tener las leyes a todo o nada.

Y en estos días entendió que el ‘nada’ es posible: no pudo cerrar las primarias, ampliar la Cámara de Diputados, reformar el Ministerio Público para desplazar a Gils Carbó y sancionar la ley de participación pública-privada (PPP) y la de emprendedores.