12.4 C
Buenos Aires
domingo 24 de octubre de 2021
Cursos de periodismo

Qué hay detrás de los números de la pobreza

Las escenas cotidianas de cada vez más gente durmiendo en la calle, vendiendo pañuelitos descartables en bares, semáforos y negocios, tocando timbres para pedir plata, ropa o un plato de comida, llevan a la realidad esas cifras que cada semestre difunde el Indec y sufren los y las argentinas: los índices de pobreza e indigencia. Son 3,1 millones de argentinas y argentinos en centros urbanos que no tienen para comer. Son 11,6 millones de argentinas y argentinos pobres. A diferencia de otros indicadores que publica el organismo y arrojan señales de mejora, la pobreza y la indigencia calan más hondo: ese 40,6 y 10,7 por ciento que arrojó el primer semestre del 2021 se encuentran 5 y 3 puntos porcentuales por encima del periodo prepandemia, respectivamente.

Para el primer semestre del año la pobreza afectó al 40,6 por ciento de la población argentina, cifra que está prácticamente en la misma línea que igual período de 2020 y algo más de un punto porcentual por debajo del segundo semestre del año pasado. El 10,7 por ciento de las personas quedaron en situación de indigencia, también similar al dato del año pasado.

«Ese 40 por ciento no es solamente pobre de ingresos, alrededor del 35 por ciento de estas personas tiene pobreza multidimensional, es decir, está excluida estructuralmente por algún déficit en acceso a la salud, educación, comunicación o hábitat. Y también hay otra parte que no es pobre por ingresos pero si lo es en estas dimensiones, como es el caso de niños y adolescentes que no van a la escuela o reciben mala educación, espacios de hábitat deteriorados o contaminados, viviendas hacinadas», explica Agustin Salvia, director del Observatorio de la Deuda Social de la UCA.

pagina12.com.ar  (www.pagina12.com.ar)