Qué hizo Corea del Sur para impulsar a Samsung y LG: ¿puede replicarse en Argentina?

A metros del Estadio Mundialista de Seúl, en algún lugar entre los rascacielos y los espacios verdes de la capital surcoreana, se encuentra uno de los distritos de negocios más florecientes de Asia. Su nombre es Digital Media City y es mucho más que un polo tecnológico. Construido sobre un antiguo vertedero de desechos al oeste de Seúl, Digital Media City (o DMC) es un claro ejemplo de renovación urbana pero es, además, un caso de éxito de distritos de innovación que otros países pueden imitar.

“Se trata de ofrecer un buen ambiente para vivir y trabajar que sea atractivo a los jóvenes talentos, que después de todo son el verdadero recurso de cualquier ciudad”, dice a INFOTECHNOLOGY Dennis Frenchman, director del Master en City Planning de Massachusetts Institute of Technology (MIT). Frenchman fue parte del comité de asesores que a fines de los noventa comenzó a trabajar junto al entonces vice alcalde de Seúl, Hong Bin Kang, para pensar un modelo de ciudad alejado de las “ciudades científicas” de décadas anteriores y más a tono con lo que serían las ciudades del 2020.