10.9 C
Buenos Aires
lunes 21 de junio de 2021
Cursos de periodismo

Que nadie se enoje

En las últimas semanas parece haberse afianzado una percepción generalizada sobre el rumbo de la política argentina que podría resumirse en “es lo que hay”. A más de un año de gestión parece que hay que comenzar a aceptar que el gobierno que hay, es el que hay. Que no se trata de errores de comunicación, o de errores de política, detrás de los que transcurre el gobierno “deseado” o “esperado”. Parece que ya hay que asumir que la comunicación que hay, es la comunicación, que la política que hay, es la política.

Se observa un patrón en la forma de ejercicio del gobierno que fue llamado en las redes sociales como de “toma de indecisiones” o de “necesidad y sugerencia”, que va dejando de ser considerado como algo que va a cambiar, para pasar a ser lo que es, y lo que hay. Y que tal vez, y más allá de las esperanzas depositadas, en realidad nunca dio indicios de que iba a ser otra cosa.

Hoy, muchos de los dead ends o callejones sin salida en los que se interna el gobierno parecen ser, en gran parte, no sólo atribuibles a la herencia macrista o a la pandemia, sino autoprovocados por su sujeción a la máxima del “que nadie se enoje”. Aquella disposición a la construcción de acuerdos, a la no confrontación, que en el contexto de las elecciones de 2019 fueron valorados como indispensables para ganar, hoy se muestra cada vez más inviable para obtener resultados. La política es cambio, y cambió; pero el gobierno siga aferrado a lo que era.

eldestapeweb.com  (www.eldestapeweb.com)