martes 18 de septiembre

¿Queremos saber de verdad lo que puede pasar?

La ansiedad de querer saber lo que podría pasar se combina explosivamente con no querer saber nada de lo que puede pasar. Pero digámoslo sin ninguna ambigüedad: serán meses de quebrantos, de despidos, de descuido. Allí donde decían recursos humanos ineficientes y asistidos, diremos compatriotas, conciudadanos, trabajadores y sujetos de derecho.

En el medio de la noche, justo al lado del omóplato, el músculo se anuda, duele y el dolor se proyecta a la espalda, la cabeza, los ojos hasta despertarte peor de lo que te acostaste. Dormiste una hora desde las dos y media de la mañana. La noche del sábado de la semana que pasó ha sido para muchos de nosotros una vigilia de malas nuevas. ¿Cuál será el dolor? ¿Cómo será? ¿Podré soportarlo? ¿Y cómo será después, incluso con alguna recuperación? Esperando el próximo ajuste, muchísimos argentinos hemos vivido algo así como la experiencia de entrar a un quirófano con los miedos habitando la mente y el cuerpo.


Dejar un comentario