lunes 17 de diciembre

Quién consiguió unir a Cristina y Carrió

Como nunca antes desde que ocupa un asiento en la Corte Suprema, hace casi tres lustros, a Ricardo Lorenzetti le llueven en los últimos días duros cuestionamientos desde los tres poderes del Estado. Incluso desde el que él encabeza. Y a veces, más que lluvia parece granizo.

Aunque en público se mantiene impertérrito, la procesión es menos visible pero indisimulable. Lorenzetti además no puede creer que todo esto que le pasa suceda menos de un mes después de su discurso de inicio del año judicial, con reclamo de autocrítica corporativa incluido. Una pieza que podría ser confundida con una proclama profunda y fundacional, si no fuera que fue dicha por quien preside el máximo tribunal del país desde hace más de once años. Puede sonar a despedida, si es cierto que a fin de año sus pares de la Corte no lo re-re-re-reeligen y ungen a Carlos Rosenkrantz como nuevo presidente.


Dejar un comentario