Quién era Basquiat, el pintor maldito discípulo de Warhol cuyo cuadro se vendió por US$110 millones batiendo varios récords

El óleo muestra la silueta de un cráneo negro con pinceladas rojas y amarillas; sus enormes dientes afilados sobresalen sobre un fondo azul matizado con graffitis. No tiene siquiera título, pero se ha convertido en la pintura más cara de un artista estadounidense, al alcanzar 110,5 millones de dólares en una subasta de Sotheby’s.

Su autor, Jean-Michel Basquiat, fue un artista que murió con apenas 27 años en 1987 y cuya obra abarca un breve período de siete años.


El óleo fue vendido en apenas 10 minutos a Yusaku Maezawa, un empresario de moda japonés que planea montar un museo en su ciudad natal de Chiba.

Es el precio más alto pagado jamás por un cuadro de un artista negro y la primera pieza creada después 1980 en romper la marca de los US$ 100 millones.

«Aquí está, abriendo camino no sólo en términos de mercado, sino también en términos de cómo su trabajo se percibe más ampliamente», dijo al diario The New York Times el artista Adam Pendleton, quien es afroestadounidense. «Habla a los elementos más amplios de la cultura estadounidense. Y qué momento tan poderoso para que eso suceda».