domingo 23 de septiembre

Quién es el misterioso empresario vinculado a la clínica de abortos más grande de la Ciudad

Fernando T. y Juan G., gasista uno y vidriero el otro, se quedaron ahí como atontados mientras la división Delitos contra la Salud de la Policía de la Ciudad entraba por la fuerza y desbarataba la clínica de abortos más grande y lucrativa de la Capital Federal.

Fue en octubre de 2017, en una habitación del quinto piso del hotel Las Naciones, a metros del Obelisco sobre la calle Corrientes. Una denuncia anónima hecha un año antes por una mujer al 911 había llevado al juez Rodolfo Cresseri y a la Fiscalía N°19, en ese tiempo comandada por la doctora Graciela Bugeiro, a ordenar pinchaduras de teléfono y vigilancias policiales; la denuncia hecha a gritos en la línea pública aseveraba que una clínica clandestina llamada Ginofem operaba en un pequeño apart hotel de Montserrat sobre la calle Salta al 500, que cobraba 10 mil pesos por interrumpir un embarazo, que hasta publicitaba sus servicios en Internet con un sitio web y un blog propio hecho de comentarios de pacientes y clientas altamente dudosos que hablaban sobre las virtudes del servicio.


Dejar un comentario