Quién es Jeanine Áñez, la senadora opositora que se proclamó presidenta de Bolivia tras salida de Evo Morales del país

Cuatro renuncias inesperadas, un asilo político y la crisis de gobernabilidad más grave que ha vivido Bolivia en una década fueron necesarias para que Jeanine Áñez terminara ocupando la presidencia de ese país.

Esta abogada y militante del hasta ahora opositor partido Plan Progreso para Bolivia Convergencia Nacional asumió el cargo este martes en una breve ceremonia y con la misión declarada de crear un gobierno de «transición» que convoque a unas nuevas elecciones en el menor plazo posible.


Su ascenso al frente del Ejecutivo fue consecuencia de la renuncia de Evo Morales a la presidencia; de Álvaro García Linera, a la vicepresidencia, así como de la presidenta del Senado, Adriana Salvatierra.

Esto hizo que Añez, quien era vicepresidenta del Senado, asumiera la presidencia de esa cámara y automáticamente se convirtiera en la sucesora constitucional de Evo Morales.