¿Quién le teme a La Cámpora?

Aquí no me caben, en sentido estricto, las generales de la ley, ya que mi trayecto por el peronismo durante los años kirchneristas se dio a través de las organizaciones sociales, no menos demonizadas pero en general ausentes de las listas y del reparto de poder. Pero, viendo los tonos de campaña de Cambiemos, y su redefinición ideológica del adversario, cabe preguntarse: ¿quién le teme a La Cámpora? ¿Por qué se demoniza la militancia juvenil, ya sea secundaria, partidaria, universitaria?

Me consterna, a casi treinta años de la caída del Muro de Berlín, escuchar a formadores de opinión y a políticos profesionales alertando sobre el peligro de la “formación marxista” de Kiciloff, la “chavización” del kirchnerismo, el peligro comunista y demás léxicos de la guerra fría. ¿Es que acaso no gobernó el kirchnerismo la Argentina? ¿No lo conocemos? Los empresarios que hoy ganan fortunas, ¿fueron expropiados por el ex ministro de Economía? Porque yo no me he enterado.