Radiografía de la deuda: cinco gráficos sobre los compromisos del próximo gobierno

El mercado asume casi con certeza que el próximo gobierno no podrá hacer frente a los compromisos de deuda asumidos y que el equipo económico de Alberto Fernández deberá iniciar un proceso de reestructuración. El tamaño de la deuda, el perfil de los acreedores y la legislación emitida de dichos compromisos resulta clave para poder entender el grado de maniobra que podrá tener el Gobierno dentro del plan de reestructuración.

Durante la era Macrista, el Gobierno tomó deuda con distinta clase de acreedores, emitiendo bonos de distinta legislación y característica, buscando, en una primera instancia, financiar el déficit fiscal heredado y evitar políticas de shock. Luego, con la crisis cambiaria y pérdida de confianza de los inversores hacia Argentina, se debió recurrir al FMI para poder calmar a los mercados. El tamaño de la deuda creció considerablemente y resolver el futuro de la misma se torna entre los primeros temas que deberá afrontar el próximo gobierno.


Generalmente la deuda bajo legislación local tiende a tener un proceso de restructuración más sencillo respecto de lo que puede ocurrir con los bonos de legislación internacional.