Radiografía de MUBI, servicio de streaming dedicado al cine de autor, gratis por un año en la Argentina

En las últimas semanas una noticia positiva (entre tantas pálidas) entusiasmó a los cinéfilos locales. MUBI, una de las propuestas más antiguas y valiosas dedicada a películas de calidad, abrió su plataforma sin cargo para nuestro país por un lapso de 12 meses.

MUBI siempre fue contra la corriente: en su modelo de negocio, en la forma de concebir su oferta y de diferenciarse de la competencia. Mientras la mayoría de las propuestas apuntan al cine mainstream (y en especial a las series) y a amontonar títulos que en muchos casos no se saben que están disponibles, MUBI tiene una selección mensual acotada, curada por especialistas y debidamente explicada. En esa propuesta que se va renovando cada 24 horas no hay más de 30 títulos disponibles por un tiempo limitado que en general es de 30 días. Aquí pueden suscribirse desde la Argentina.


La oferta se presenta por directores y es de lo más variada, siempre dentro de los límites del cine más vanguardista, radical, autoral. Al momento de escribir esta nota (los títulos van caducando y se van reemplazando por otros), MUBI tiene, por ejemplo, focos dedicados a la directora austríaca Ruth Beckermann, al francés Bertrand Mandico, al canadiense Xavier Dolan, al inglés Mike Leigh y al genio de la comedia gala Jacques Tati.