sábado 4 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Ramón Solari: historia de un hijo del sistema carcelario

En los ochenta pirateó el asfalto y en los noventa repartió botines con la policía bonaerense. Secuestró, mató por ajustes y mató por odios personales. También fue testigo falso de la causa AMIA, preparado por los mismos policías que comieron de su mano. Pasó los últimos 25 años purgando una pena a prisión perpetua, ocupado en denunciar los abusos del servicio penitenciario. Ramón Emilio Solari dice que no le quedó cárcel sin dormir. Ahora lleva ocho años en la Unidad 15 de Río Gallegos, el penal más austral de Argentina, y es uno de los detenidos con mejor conducta. Tanto, que logró salidas laborales y atiende su propio local de ropa en Río Gallegos.

cosecharoja.org  (cosecharoja.org)