martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

¿Realmente “conspiran” las empresas para hacer productos que duren poco?

«Ya no las fabrican como antes», es una frase que se escucha frecuentemente. En el caso de la llamada «Bombilla Centenaria» luce muy acertada.

115 años después de haber sido encendida, aun brilla tenuemente en una estación de bomberos en Livermore, EE.UU.

La «Bombilla Centenaria» suele mencionarse como evidencia de una supuesta siniestra estrategia de negocios conocida como «obsolescencia programada» o planificada.

Muchos creen que las bombillas y otros productos de la tecnología podrían fácilmente durar décadas, pero es más rentable introducir una vida útil artificial para que las compañías obtengan ventas repetidas.

«Es la teoría conspirativa de la obsolescencia programada», dice Mohanbir Sawhney, profesor de Mercadeo de la Northwestern University de EE.UU.

Y es algo que existe, sí; pero con matices. Más allá de la cruda caricatura de compañías codiciosas deliberadamente desplumando a sus consumidores, la práctica tiene algunos puntos positivos.

bbc.com  (www.bbc.com)