martes 17 de julio

¿Realmente se puede excusar a un criminal debido a sus genes?

Después de once horas de deliberación, el jurado llegó a una decisión: homicidio voluntario, no asesinato.

En la sala del juzgado muchos quedaron estupefactos. “Yo estaba anonadado. No supe cómo reaccionar”, dijo posteriormente el fiscal Drew Robinson en una entrevista con la cadena NPR.


Parecía un caso sencillo. Después de una disputa, Bradley Waldroup le disparó ocho veces a la amiga de su esposa. Después atacó a su esposa con un machete. Su esposa sobrevivió. La amiga no.

Waldroup admitió su responsabilidad en los crímenes. Los fiscales en Tennessee lo acusaron de asesinato e intento de asesinato en primer grado. Si se le declaraba culpable, parecía probable una sentencia de muerte.

Pero entonces el equipo de su defensa decidió pedir un análisis científico. Resultó que Waldroup tenía una variante inusual del gen MAO-A (monoamino oxidasa A), que algunos medios han llamado el “gen guerrero” debido a su asociación con la conducta antisocial, incluida la agresión impulsiva.

Dejar un comentario