Reanima: la empresa estadounidense que logró el permiso para tratar de «revivir a los muertos»

«No es que vayan a saltar y salir corriendo, pero si tenemos éxito estarán técnicamente vivos».

Así lo asegura Iro Pastor, el director de Reanima, un proyecto de la empresa estadounidense de biotecnología Bioquark que acaba de obtener el permiso para tratar de revivir parte del cerebro de pacientes que han sido declarados clínicamente muertos.


Y reivindica: «No somos unos doctores Frankenstein. Trabajamos dentro de los límites del sistema tradicional de salud».

Se refiere a que son las juntas de revisión del Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental de Estados Unidos y de India las que han aprobado la iniciativa.

A lo que añade que ahora están trabajando con el hospital Anupam de Rudrapur, una ciudad del norte de India, para seleccionar allí a los pacientes indicados.

Deben ser pacientes que tras sufrir un accidente u otro tipo de trauma han sido declarados clínicamente muertos, pero que siguen conectados a aparatos de soporte vital.