miércoles 20 de febrero

Reconocen a científicos argentinos por crear un mamógrafo que no comprime las mamas

Aunque la mamografía es actualmente el mejor método de diagnóstico para la prevención de tumores mamarios requiere presionar los pechos, lo cual es bastante incómodo, y utiliza Rayos X cuya aplicación frecuente puede resultar nociva a largo plazo. Con el objetivo de evitar esto, un equipo de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) de la provincia de Buenos Aires desarrolló un mamógrafo óptico que utiliza luz infrarroja en lugar de rayos y no requiere compresión mecánica que fue premiado por el Instituto Balseiro por su potencial.

Este método complementario al tradicional, porque permite un uso más rutinario e intensivo por su ausencia de contraindicaciones, consiguió el segundo premio en el Concurso del Instituto Balseiro 50K. Se trata de una prestigiosa distinción que reparte US$50.000 entre los mejores planes de negocios desarrollados por jóvenes tecnoemprendedores del país.


“El objetivo de nuestro mamógrafo óptico no es reemplazar a la mamografía tradicional, que hasta ahora es el mejor método que hay, sino ofrecer un dispositivo que los médicos puedan aplicar en su consulta con más facilidad; una opción que además brinde soluciones en áreas que la mamografía tradicional no puede cubrir, como el seguimiento continuo en mujeres más jóvenes”, explicó al diario El Día Juan Pomarico