«Reforma y apertura»: cómo China pasó en solo 40 años de ser un país pobre y rural a una superpotencia mundial

Hace 40 años, era común que muchas familias chinas tuvieran dificultades para comprar ropa o alimentos.

Hoy, una de las imágenes más típicas en Pekín es la de largas colas en las tiendas de Apple: la de jóvenes saliendo con varias bolsas con nuevos iPhones o computadores al mismo tiempo.


En tan sólo cuatro décadas, el país asiático ha experimentado un cambio incomparable, que le ha enriquecido hasta convertirlo en la segunda economía mundial y ha permitido sacar a 740 millones de personas de la pobreza, según cifras oficiales.

El programa al que se le atribuye el éxito se llamó «Reforma y apertura», y fue impulsado por el fallecido líder Deng Xiaoping.