6.8 C
Buenos Aires
miércoles 28 de julio de 2021
Cursos de periodismo

Rencores en el PRO

El peor regalo del Día del Amigo lo recibió Mauricio Macri: Horacio Rodríguez Larreta, en público, lo desconoció como entrañable, ni lo incluyó como “hermano del alma”, apenas si lo integró a una lista amplia de relaciones políticas, laborales, comerciales.

Preciada, claro. Justo le pasa a Macri que, por actividades varias (del deporte a la noche pasando ligeramente por el trabajo), debe haber sido el presidente con mayor cantidad de vínculos en su vida. Al menos, en comparación con los Kirchner, sea Néstor o Cristina, casi monjes ermitaños tibetanos en esa materia de confiabilidad. Hay quienes suponen que lo de HRL fue una respuesta a un acto de Macri que uno desconoce, mientras los más íntimos del jefe de Gobierno estiman que su concepto de amistad es tan limitante y añejo que solo ha tenido dos exponentes en su vida: uno ya muerto, un nieto de la Fortabat, y otro que hace poco dejó la administración de la Ciudad, Gonzalo Robredo.

Sin embargo, nadie imagina esa declaración desapegada cuando lo acompañaba al ingeniero como su colita rutera en la alcaidía porteña, menos cuando el boquense era presidente.

perfil.com  (www.perfil.com)