25.1 C
Buenos Aires
sábado 28 de noviembre de 2020
Cursos de periodismo

Resetear al macrismo residual en el Estado para cuidar los datos: primero Anses, después UIF, ¿ahora Indec?

Corría agosto de 2018 y Marcos Peña, entonces jefe de Gabinete de Mauricio Macri, aguantaba los gritos del diputado Leopoldo Moreau. «Ustedes manipulaban la información pública», vociferaba el diputado kirchnerista. Moreau hacía referencia así al informe del parlamento británico sobre el rol de Cambridge Analytica, la consultora acusada de manipular datos para campañas electorales alrededor del mundo, y la cual habría participado en la campaña electoral de Macri. Y aunque Peña negó todo – «es canallesco el intento de instalar la palabra fraude en la República Argentina. Lo repudiamos y lo instamos a pelear en las urnas. No contratamos a Cambridge Analítica y negamos cualquier apropiación de base de datos o campaña de difamación», bramaba el funcionario- todo el mundo en la política sabía la importancia que le daba el PRO a los trolls, el Big Data y las redes sociales para influir en los votantes.

A nadie escapaba que el CEO de Cambridge Analytica, la compañía británica creada en 2013 por Alexander Nix -amante del polo criollo, con muchas amigos dentro del PRO, que había estado en la Argentina varias veces y que muchos afirman que es un ex espia britanico-, habia confesado ante las cámaras del canal 4 News que Cambridge Analytica y su subsidiaria, Strategic Communicationes Laboratories (SCL), había trabajado en más de 200 elecciones alrededor de todo el mundo incluyendo Nigeria, Kenia, República Checa, India y la Argentina.

baenegocios.com  (www.baenegocios.com)