¿Sabes cuáles son tus puntos nodales y por qué puede ser peligroso que te los lean?

Helena de Troya bien pudo ser, en las palabras del dramaturgo isabelino Christopher Marlowe la mujer cuya «cara lanzó mil embarcaciones». Pero, en esta esta época moderna, su rostro también podría lanzar muchas otras cosas.

Por ejemplo, abrir cuentas bancarias, autorizar pagos online, acelerar el paso por la seguridad aeroportuaria o incluso activar alarmas, si por ejemplo se le identifica como un potencial riesgo al entrar en una ciudad (Troya, ¿quizás?)


Todo debido a que la tecnología de reconocimiento facial ha evolucionado a una velocidad vertiginosa, con consecuencias que podrían ser benignas o completamente siniestras, dependiendo del punto de vista.