miércoles 1 de diciembre de 2021
Cursos de periodismo

Salarios reales por el piso y peor distribución de la riqueza: el crack del contrato original del Frente de Todos

Un hombre toma mate en el jardín de su casa. A su lado, una parrilla en desuso, ocupada con baldes de pintura y restos de materiales de construcción, envases de cerveza vacíos, una pelota. «Problemas tenemos miles, todos los días, pero llegaba el fin de semana y alguien decía: ‘che, ¿sale asado?'», dice una voz en en off mientras el hombre empieza a limpiar las hojas secas de los árboles acumuladas entre los fierritos. «Y no estoy hablando solo de comida. Era invitar a tu casa, que vengan tus amigos, reírte un rato… ¿para qué laburamos si no?». El video es parte de la campaña presidencial del Frente de Todos de 2019, que prometía dejar atrás escenas como esa si Alberto Fernández llegaba a la Casa Rosada.

Encender la economía y recuperar el poder de compra de los salarios fue el pacto detrás del 47,79% de los votos que recibió el actual gobierno en diciembre de 2019. Dos años después, y una pandemia mediante, los argentinos y argentinas expresaron su frustración en las urnas: la oposición venció al oficialismo en los distritos clave y le quitó el quórum propio en el Senado. Pese a una pequeña mejora en los últimos meses, el salario real se encuentra en los niveles más bajos de la última década y empeoró la distribución de la riqueza.

Según datos del Indec, los salarios perdieron contra la inflación en tres de los últimos cuatro años. Le ganaron levemente al aumento de precios en 2017 (2,1%) y luego perdieron en 2018 (-12,2%), 2019 (-8,4%) y 2020 (-2,3%). Así, acumularon entre 2018 y 2020 más de 20 puntos de caída.

eldiarioar.com  (www.eldiarioar.com)