martes 24 de mayo de 2022
Cursos de periodismo

Sale a la luz una operación del gobierno de Trump para «investigar, penetrar e infiltrarse» en grupos de izquierda y conservadores moderados

Durante el verano de 2018, mientras Richard Seddon, un espía británico retirado, intentaba lanzar una nueva empresa para utilizar agentes encubiertos para infiltrarse en grupos progresistas, campañas demócratas y otros opositores al presidente Donald Trump, recurrió en busca de ayuda a un viejo amigo y excolega: el contratista militar privado Erik Prince.

Prince asumió el papel de reclutador famoso, según las entrevistas y los documentos, recaudando dinero para la operación de espionaje de Seddon, que tenía como objetivo recopilar información sucia que pudiera desacreditar a políticos y activistas en varios estados de Estados Unidos. Después de que Prince y Seddon se reunieran en agosto de 2018 con Susan Gore, una heredera de Wyoming de la fortuna Gore-Tex, ella se convirtió en la principal benefactora del proyecto.

nytimes.com  (www.nytimes.com)