viernes 7 de octubre de 2022
Cursos de periodismo

San Martín, Perón y el dilema de una marcha sin cabeza

Muchas movilizaciones en una, sin acto ni oradores. Equilibrismo cegetista y síndrome del atril. El peronismo en cuestión, más allá de los atajos.

«Hace más ruido un solo hombre gritando que cien mil que están callados». La frase del general José de San Martín, a 172 años de su muerte, parece caberle a la marcha multitasking que abarrotó el centro porteño este miércoles 17 de agosto. Lanzada hace un mes por la CGT, cuando el gobierno del Frente de Todos se asomaba al abismo trepado a una garrocha y aún no había fraguado la pax massista, la movilización fue sumando capas, firmas y convocatorias con el correr de las semanas hasta convertirse en un invertebrado impredecible.

Hubo un tiempo -tal vez fue hermoso, pero seguro fue muy distinto a este que nos ocupa- en que la consigna de una movilización definía su sentido y, por extensión, su lugar de encuentro. En este caso, la convivencia de postulados y puntos de convocatoria son menos una muestra de diversidad que la comprobación empírica de la absoluta falta de síntesis política que atraviesa al universo sindical. Si damos por buena la máxima que sostiene que el movimiento obrero es la columna vertebral del peronismo, es válido ampliar entonces esa carencia al partido gobernante.

letrap.com.ar  (letrap.com.ar)