15.1 C
Buenos Aires
sábado 5 de diciembre de 2020
Cursos de periodismo

Se fugó el 71% de la deuda contraída por Cambiemos

En tres años y medio, el gobierno de Mauricio Macri emitió 187.298 millones de dólares de deuda, según el Observatorio de la Deuda Externa (ODE) de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo.

De ese total emitido, el 71,2% ya se perdió en concepto de fuga de capitales, entendida como la suma de los ítems de Formación de activos externos del sector privado no financiero, la remisión de utilidades al exterior, la salida de dólares por turismo y el pago de intereses de la deuda.

La política de endeudamiento llevada a cabo por la Administración de Cambiemos, según el informe de la UMET, genera dudas sobre la posibilidad de afrontar los vencimientos de deuda. Muestra de esa fragilidad se vio este lunes, cuando el riesgo país superó nuevamente los mil puntos básicos y alcanzó el máximo en la era Macri.

Las bondades de los mercados internacionales que recibieron con los brazos abiertos al nuevo gobierno argentino se terminaron en 2018 y Cambiemos tuvo que acudir de emergencia al Fondo Monetario Internacional, con el cual acordó el stand by más grande de la historia del organismo.

Según el Observatorio, hasta el momento el organismo ya desembolsó unos 39.000 millones de dólares, pero desde que se firmó el acuerdo hasta hoy se perdieron 32.388 millones, equivalentes al 82,6% de lo que giró el Fondo.

El informe del observatorio que dirige el economista Arnaldo Bocco sostiene que «frente a la corrida contra el dólar, que sólo se puede esperar que se profundice en los siguientes meses, la pérdida de Reservas se torna preocupante: el riesgo de no poder afrontar los pagos de la deuda externa se acrecienta a la vez que se profundiza la inestabilidad sistémica de la economía nacional, tanto para lo que resta de esta gestión de Gobierno como para el Gobierno que comience luego del 10 de diciembre».

El informe sostiene que el fracaso de la política de endeudamiento y apertura comercial y financiera del gobierno de Macri se evidenció en 2018 con la crisis cambiaria de abril que derivó en el stand by con el FMI. La llegada del organismo de crédito internacional significó, según el ODE, no sólo un incremento del peso del endeudamiento, “sino también un fuerte condicionamiento sobre el accionar de la política económica del Gobierno Nacional”.

conclusion.com.ar  (www.conclusion.com.ar)